Menu HvjServices

La empresa que le da la razón al gobierno.

Caso de evasión fiscal viene a justificar la reforma tributaria.
07/05/2014 | Por Nicolás Borcoski

Los empresarios han mostrado su resistencia a la reforma. No es para menos, les eliminan las herramientas para evadir impuestos y además se los aumentan. Pero es esa misma situación que se sigue repitiendo la que da piso al cambio del sistema.

El Servicio de Impuestos Internos (SII) lo confirmó. Otra tienda del retail será investigada por supuestas evasiones al pago de impuestos. Siguiendo los pasos de otras del mismo rubro que intentaron evitar el pago de sus tributos, Ripley armó una red de sociedades con el fin de "hacerle el quite" al Fisco.

Será el mismo SII el que presentará los antecedentes a la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente para iniciar la investigación contra los accionistas Alberto y Maxo Calderón, presuntos responsables de la evasión de impuestos entre 2008 y 2009, que alcanza la cifra de 22,3 millones de dólares.

Más allá del proceso judicial, cabe destacar que son situaciones como estas las que promovieron, entre otras, la idea de realizar una reforma tributaria. La evasión de impuestos significa una gran pérdida de recursos que, al llegar a las arcas fiscales, pueden significar un mayor crecimiento para el país.

En resumidas cuentas, el caso ayuda a pavimentar el camino de la reforma, que también apunta a este tipo de ilegalidades. No es en vano que es el sector empresarial el que presentó las primeras objeciones a la iniciativa del gobierno.

La principal resistencia

Empresas como Cencosud, Johnson y La Polar son recordadas por casos de abusos e ilegalidades. Con situaciones como estas se entienden la oposición a la reforma, existe una situación cómoda para ellos.

Es por ello que para el diputado miembro de la comisión de Hacienda, Manuel Monsalve, "es evidente de donde viene la principal resistencia al cambio al sistema de impuestos. En aquellos que por distintos motivos han tenido posibilidades de eludir el pago de impuestos".

Para el parlamentario, el sector intenta establecer que los impuestos son un castigo, una carga, pero no lo es, "son la contribución para vivir en un país decente y tiene que ser de acuerdo a lo que se gana", dijo.

"El ejemplo de Ripley demuestra que, efectivamente, hay que mejorar la legislación para impedir evasiones y elusiones que perjudican los ingresos del fisco", explica. Se debe considerar que la reforma toma nota de los casos de evasión, por lo que dota al SII para mejorar la fiscalización.

"Llevémoslo a plata. Los tres puntos del PIB son 8.200 millones de dólares, 0,5 vienen de la evasión y elusión, deben ser 1.300 millones de dólares los que vienen simplemente de mejorar normas que eviten la elusión. Es decir, evitar que alguien ocupe una triquiñuela para evitar el pago de impuestos", explicó.

Reforma o fiscalización

El diputado DC, Jorge Sabag, apoya la reforma, pero tiene sus reparos. Sobre el punto él dice que se tiene que dar prioridad a la fiscalización, no se trata de dar mayor facultad a los inspectores de SII, sino otorgarles más recursos. ¿De dónde vienen? Adivine.

"Es importante una fiscalización eficaz, que tengamos los mecanismos para que el SII, sin violar los derechos de los contribuyentes lo haga", dijo el parlamentario, agregando que esto "se tiene que complementar con una reforma, no centraría todo en ella".

"Más recursos para el SII para que la fiscalización sea eficaz, porque hay provincias donde solo tienen una camioneta para fiscalizar 21 comunas y si es necesario modificar algunas facultades, bienvenido sea", argumentó.

El diputado Sabag hace hincapié en que, a pesar que son estos los casos que justifican la reforma, ésta tiene que apuntar alto, a los grandes empresarios a los que "tienen mayores posibilidades de evadir impuestos". "Qué sacamos con apretar a las pymes para intentar cobrar más impuestos si tenemos una vista gorda con las grandes contribuyentes que tienen esa posibilidad".

La continuidad

Quien muestra una adhesión completa a la reforma es el presidente de la Corporacion Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (Conadecus), Hernán Calderón, quien considera que el reciente caso de Ripley, "justifica plenamente la reforma tributaria".

"Esta práctica que se ha descubierto no es ajena a una que se utilizó por muchos años por todos los grupos económicos que intentaron evadir miles de millones de pesos en impuestos. Esto es grave y lo que justifica el término de muchos mecanismos tributarios que permitían que las empresas no pagaran, indefinidamente, los impuestos como aporte al desarrollo del país", explicó Calderón.

Volver al inicio...